TODOS LOS SANTOS PARA ILUSTRES.

Artículo publicado en el  periódico La Rioja - 2 Noviembre 2004  

Al leer en su periódico el apartado de La Rioja hace 100 años (30/10/06) hacia referencia al fallecimiento del ingeniero D. Alejandro Ganzábal.

Lo calificaba como benefactor en La Rioja, lo cual y conociendo su historia no hay duda de ello. Además de los datos aportados en dicho apartado, fue en una de sus casas; todavía en pie en la carretera de Navarra donde estuvo el hospital de coléricos en las últimas epidemias que asolaron Logroño. Dando toda la clase de facilidades y ayuda para llevar a cabo esta labor. Me llama la atención que su funeral fue una imponente manifestación de duelo para toda la vecindad el 30 de octubre de 1906.

Quince años antes en 1891 ocurría lo mismo con otro ilustre benefactor para La Rioja. Me refiero a D. Ildefonso Zubía e Icazuriaga, más conocido por todos, como el doctor Zubía. Su entierro fue una impresionante muestra de duelo para la ciudad.

Puerta del panteón de Alejandro Ganzábal. Foto: Fede Panteón del Dr. Zubía. Foto: Fede
Panteón de Alejandro Ganzábal Panteón del Dr. Zubía

Vemos que ambos personajes Ilustres, uno riojano de nacimiento y otro de adopción. Les fueron reconocidos sus actos beneficiosos para la comunidad, y quedó patente con las numerosas muestras de duelo.

Seguro que muchos visitaron sus panteones, que casualmente son gemelos en su construcción, forman escuadra en zona antigua de nuestro cementerio.

Otra característica que actualmente comparten es el abandono de los mismos.

Situación de los panteones en el cementerio de Logroño. Foto: Fede

Ahora que estamos recuperando nuestra memoria histórica, colocando placas en las casas donde nacieron nuestros ilustres. ¿No sería lógico, cuidar las últimas moradas de los mismos?

 

Federico Soldevilla Agreda

  

 

VOLVER

 

amigosdelarioja@hotmail.com